Nace en el año 1968 en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina.
El arte se manifestó en ella desde siempre y es su mejor manera para comunicarse. Diseñadora Gráfica egresada de la Universidad de Buenos Aires, comienza a transitar por el mundo del arte, la creatividad y el diseño. Conjuntamente se dedicará a la fotografía y al arte plástico que la llevaran en el nuevo milenio a realizar varias muestras en diferentes galerías del mundo. Fue becada residente, por la Fundación Valparaíso a España. Su profesión la llevó en el año 2002 a un encuentro de Arte en el Museo de Arte Contemporáneo en la ciudad de Helsinki (Finlandia) y a visitar el Workshop Collective of Art, Kultur Fövaltningen en la ciudad de Nacka (Suecia).
A escribir comenzó como un pasatiempo a la edad de veinte años y hoy ocupa un lugar importante en su vida. Escribe lo que le dicta su corazón y su sensibilidad, pero el primer puesto en su escritura lo ocupan los poemas de amor.. Actualmente escribe en varios foros poéticos de su país y del exterior.
A través de estos últimos años fue seleccionada para cuatro antologías poéticas. En el 2005 se publica la cuarta antología titulada “Conjugando las Artes”, de Editorial Novel Arte en la Ciudad de Córdoba (Argentina), donde participa con poemas de su autoría y obtiene el tercer premio en el concurso de fotografía.
También participará en la “X Exposición del Libro y de las Artes, organizado por la Sociedad Argentina de Escritores Seccional Noreste, (S.A.D.E). Más tarde participará en los Juegos Florales, en Belem Do Pará realizados por la Unión de Trovadores Brasileros, obteniendo un primer premio y trovas destacadas. Como cierre de año, la grabación poética del CD “Bajo la Luna de Piscis” que comparte con dos amigos poetas. En el comienzo de este nuevo 2006 obtiene el segundo premio con su poema “A un Semejante”, publicado en la revista “La Negra” en la Ciudad de Buenos Aires.
Como ser humano, Nora nos cuenta, que en el orden social la moviliza muy profundo ver a un anciano caminar con dificultad en la calle o subir a un colectivo y que nadie le de una mano. Y a los niños verlos en la calle con esa mirada a veces triste y a veces extraviada, pidiendo una limosna para comer. Ama a los niños, le encantan, le divierten y cuando juega hace travesuras con ellos. Es una luchadora nata, trata que en su vida sus actos vayan delante de sus palabras y piensa que mejor que decir es hacer cosas. No tolera la Mentira, la Injusticia ni la falta de Respeto. Suele decir lo que siente y piensa, es directa y frontal.








Soñé

Soñé que te encontraba
y estabas esperándome,
junto al mar nos besamos,
nos dejamos llevar
y nuestros cuerpos desnudos
hablaron en secreto.

Tu boca y mi ser,
se estremecía lentamente
el agua nos vestía
y nos dejamos llevar
una y otra vez
como almas al viento.

Amor cómplice,
soñé y te encontré
en un rincón de mi espejo
y entre olas y espuma
solo tu y yo, mi amor eterno.

Soñé que te encontraba
y estabas esperándome,
junto al mar nos besamos,
nos dejamos llevar
y nuestros cuerpos desnudos
hablaron en secreto.
 



Sin Ti

De tanto tenerte
de tanto cuidarte
de tanto amarte
hoy me quedé sin ti.

Quien me dirá
cabello de princesa
sonrisa de Monalisa
ven aquí a mi lado
y ámame sin cuidado.

Acaríciame que me proteges,
abrázame que me estremezco
bésame que tus labios son miel
para mi boca
y ámame de esa, tu manera loca.

De tanto tenerte
de tanto cuidarte
de tanto amarte
hoy me quedé sin ti.


Soportando siglos
(seguimiento al poema Peso Ancestral de Alfonsina Storni)

Mi padre no lloraba, por hombría
igual que mi abuelo en su calvario
más yo presa en mi agonía, el amor
me sostenía.


Aún así, una lagrima derramé
y en el desaliento de la vida
mojé mi mejilla junto a la tuya,
mientras bebíamos.


Ahí me descubrí, débil y frágil
mi dolor, soportado por siglos
mi alma se adormece porque no puede
con esta cruz.



Cómo la flor

Esta bella flor, que en la sombra se adormece
abre sus ojos al alba cuando el sol florece.

¿Esta flor es como el amor?, de alegría suspira
y se marchita lentamente cuando a melancolía respira.

Estoy como la flor, herida en mi interior,
porque al que amé, a otra su amor regaló.

Que dolor!, me atraviesa el alma...
pero ha de ser como la flor, bella por fuera
y hasta con su aroma perfuma...
a todo aquel que al amor le jura.

¿Por qué?, porque el amor es como la flor
y la flor como el amor, perfuma, da alegría,
brilla y a veces se marchita, como la bella flor.



Cae el agua a través de mi ventana

Cae el agua a través de mi ventana
y se desliza suavemente por el vidrio
quieta e inmóvil estoy...
esperándote amor de mi delirio.

Cae el agua lentamente en esta tarde,
tu ausencia siento a cada instante
y mis lágrimas corren en mi mejilla
queriendo jugar como las hadas.

Pura y cristalina el agua pasa
como el amor que mi corazón,
por ti derrama...
eh de esperarte, ¿vendrás mañana?...

Agua que limpias mis tristezas,
y calmas mi horas largas,
él, es mi amor imposible...
que mi sensible corazón, solo ama.

Nora Lanzieri / Argentina
Todos los derechos reservados438744®
www.noralanzieri.com