Sonrío...
Aunque  la vida no me sea agradable,
aunque todos los días, no sean hermosos,
aunque se me cierren las puertas y nadie
esté ahí para "abrirlas"...
Sonrío...
Porque "sonreír" y "soñar",
¡no cuesta nada!
Quizá mi sueño, no pueda
cumplirse ¡jamás!
Pero soñar me hace "sonreír".
Lloro...
Porque llorar purifica el alma,
porque si tengo angustia,
el llanto, la calma.
Porque además,
cada lágrima que sale
de mis pupilas, se convierte
en el propósito
para "mejorar" mañana.
Amo...
Porque amar es "vivir".
Porque si amo, también
me aman.
Porque prefiero amar
y llorar,
que sufrir, por no
haber amado
¡nunca!
Comparto...
Porque el compartir,
me enriquece.
Porque mis penas
compartidas,
son más "pequeñas"
y mis alegrías se
"multiplican".
Por eso...
SONRÍO...
SUEÑO...
LLORO...
AMO...
COMPARTO...
Y todo esto, me hace "vivir feliz".


Maica
 

 

.