Callo...pienso...
evoco cualquier cosa,
desde el verdor de los campos,
hasta la luz de la luna
y las estrellas.

¡Canto al mar... al aire...al cielo...
también de Fraternidad,
mi mente se llena.

Cojos, bastones y también "muletas"
por mi cabecita pasan...
HOGAR...TALLERES y hasta
otra "FURGONETA"...

Más nunca en mi corazón
la palabra "amor" se cuela.

Jamás mi pluma ha descrito
el sentimiento que que quema
el corazón de los hombres y...
los convierte en poetas.

Nunca mi pluma se ha llenado
de ese fuego que así quema.

En cambio, hay otro "amor",
que da vida a los hombres
una ¡vida nueva!.

De ese "amor"...
sí tengo EXPERIENCIA.