Quisiera ser en tu amor,
pureza renacida...
sencillo espejo
de tu bondad...

¡vivir en tu ternura!

Quisiera, mi vida,
olvidarme de todo
lo que existe
¡fuera de tí!

Ser con tu amor,
dorada sementera...
vino de gloria...
trigo dorado y verdadero.

¡Honda luz para tus ojos!

¡Enciéndeme con tu mirada!
y no apagues nunca
ese rayo de lumbre
que me quema y abrasa.

¡Que siempre "arda" en
mi amor por ti!.