Vi en el mar
¡tantos caminos!
que no supe
cual tomar,
además...
era el barco
muy pobre,
y yo muy mal
¡capitán!

Y marché tierras adentro,
hacer mayor voluntad...
a mirar más
"allá arriba",
y a buscar
nave "ideal".

De pronto...
bastones, muletas,
cojos ¡aquí y allá!.

Hasta un señor
con "clérgiman"
apareció por allá...
y en mi nocturno
"astillero"...
trabajaron ¡sin cesar!

Y hoy que tengo
barco "grande",
no hay caminos
en el mar.

¿Los borraron
de mis ojos...
o no existieron
jamás?...

Porque en él sólo
veo ¡soledad!...
y ¡soledad!...

¡Había tantos caminos!...
que no supe ¡cuál tomar!...
Pero ¿qué digo?...
que no supe
¿cuál tomar?...

Sueño... deliro...
¿o mi mente clara está?...

¡Existe un camino
en mi vida!

¡FRATERNIDAD!


Maica



 

 

 

 

"Había tantos caminos" recitado en la voz de su autora