¿Cómo puedo ser tan ingenua
y creer que vendrás de repente?...
algún día vendrás. ¡No sé cómo!
pero vendrás a verme.

Sé que al fin podré verte.
Sí, seguramente que este amor
dejará de ser presentimiento
y se volverá realidad.

¡Te quiero, aunque nunca
llegue tu esperada visita!
quizá espere inútilmente
pero presiento que algún
día llegues...

¡Te quiero! aunque a nadie
se lo diga,
aunque lo lleve secretamente
te quiero y te esperaré siempre!

En mi vida y en mi mente
vivirás eternamente.
¡Amor! te quiero y esperaré
tu llegada calladamente.

Siempre te querré, aunque
esa llegada nunca se produzca
y me embargue la tristeza y
lastime mi corazón, el alma y
hasta los sentidos...

¡Te quiero y siempre te querré!









 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

Estas escuchando a Richard Clayderman en "Sunrise"

 

 

 


Estadísticas de visitas