Pequeños trasfondos,
emociones perdidas,
es el regalo que me haces
por tu eterna amistad.

Vuelas por mis horizontes
de libertad.
Por las praderas de
mi amor puro y
siento que participo de ti.

Nunca se sabe el destino
de las personas.
Sus viajes particulares
van a veces, por el...
camino de las emociones,
del razonamiento
de su espíritu.

Por eso en la poesía
de mi vida,
lejos de las mentiras
del mundo,
¡amigo!...vuelo con
la fuerza del viento,
aunque mis piernas
estén "tullidas".

Escucho el silencio
de la vida,
y me dejo seducir
por las voces de
la naturaleza.

Siento el beso del cielo,
soy "diosa" de la vida,
porque cuando veo
tus ojos sinceros
percibo nuestra profunda
amistad y no
¡Pienso más!...


Maica