image


smallbar


 

¿Es posible la fidelidad?...
¿Es posible mantener la fidelidad con unas estructuras sociales cambiantes?...
¿Es la fidelidad un valor personal, o está ligada exclusivamente a ciertas "cosas" hoy en crisis?...
¿Es posible "conjugar" la fidelidad con una sociedad de nuestros días cada vez
Más basada en el valor del "cambio"?...
Yo particularmente creo, que la palabra "fidelidad" no se circunscribe exclusivamente, a la fidelidad del matrimonio, sino que abarca un abanico más amplio: fidelidad a la amistad, a las propias creencias y principios morales, raíces políticas, al propio trabajo, a la vocación profesional, a la palabra dada, a la familia, a tus mayores, etc...
Se dice que no es posible ser "fiel" para siempre.
Es cierto: creo no se puede exigir fidelidad por encima de la "voluntad".
En el corazón nadie manda.
Ahora bien, creo existen "mal entendidos" en esta materia, especialmente del ser humano.
Se confunde muy a menudo, "fidelidad" con "AGUANTE".
Aguantar, significa "resistir" al peso de una "carga" y es condición propia de muros y columnas.
La "fidelidad" supone algo mucho más elevado. Es sobre todo, en cada momento, "creer" en lo que uno prometió en una determinada circunstancia en su vida y ser fiel a ello.
Para una persona fiel, lo importante no es "cambiar" sino realizar en la vida, el "ideal" de la fidelidad en virtud de la cual decidió un día PROMETER la misma.
Fuere la circunstancia que fuere,. Matrimonio, amistad, etc...
Pero hoy parece que se glorifica el "cambio", término que ha adquirido últimamente condición de "talismán" y que parece albergar tal riqueza, que nadie osa ponerlo en tela de juicio.

 

Maica



Divider



 

 


 


Divider






 <bgsound src="" loop=true >


Estadísticas de visitas